EN HONOR DE LOS DETALLES (ESP.)

EN HONOR DE LOS DETALLES (ESP.)

posted in: REFLEXIONES | 0

source
IMG_0161[1]
Estoy escribiendo en español no sólo porque, como maestra de español, debo practicar lo que predico, sino también porque este idioma es una de las cosas que más aprecio por su papel invaluable en mi carrera y en mi vida personal.  Mi lengua materna, el inglés, me calma, me da estabilidad y cuando la escucho, pienso en el ritmo, para mí, calmante, de las olas del Atlántico en la arena inglesa donde jugaba en los veranos de mi niñez.  Pero mi lengua adoptada, el español, me despierta y me emociona y, todavía hoy, la enfrento con el entusiasmo de una niña en un carnaval.  Esta semana, mis estudiantes, los principiantes y los avanzados, van a expresar en español su aprecio por las bendiciones recibidas en sus vidas. Les daré la oportunidad de practicar verbos como ‘apreciar’, ‘agradecer’ y ‘valorar’ con una variedad de sustantivos y con el vocabulario que quieran y, con los estudiantes avanzados, compartiré lo que comparto con Ustedes en esta entrada de blog.

comprare viagra generico 25 mg spedizione veloce a Napoli Según los cuentos de mi familia, Liliana, una de mis bisabuelas, siempre veía al mundo por gafas de color rosa y, gracias a Dios, heredé estas gafas; aún en los momentos más duros de mi vida, he podido ver, por lágrimas a veces, mis bendiciones y las situaciones con las cuales la vida me está probando.  No sé si hay una fuerza mayor que yo que me pone el ojo en una pequeña belleza perdida en una dificultad o si yo, terca y determinada, agarro estos lentes de color rosa a fuerzas.  Yo sé, sin embargo, que me inclino a agarrarlos en momentos tensos y tiempos de incertidumbre.  Y como la vida, por ser vida, es incierta y sigue las mismas subidas y bajadas de una montaña rusa, podemos decir que mis lentes de color rosa son bien usados.

http://cinziamazzamakeup.com/?x=comprare-viagra-50-mg-online-generico Entonces, ¿qué aprecio?  Pues, aprecio mucho.  Aprecio las flores silvestres en el jardín de mi mamá, como se ven los lirios acuáticos en la laguna al atardecer y los árboles que los niños plantaron bajo la vigilancia de su abuela cuando cada uno cumplió cinco años.  IMG_1868[1]Aprecio los recuerdos que guardo de mis hijos, de cuando eran chiquitos, y aprecio sus logros, grandes y pequeños, como personas maduras.  Valoro la ética de trabajo de mi esposo y su sentido loco de humor.  Me doy cuenta de los momentos de paz que me sorprenden en días cuando momentos así me parecen imposibles.  Doy gracias por la brisa que llena las cortinas translúcidas y por las sombras que bailan en las paredes de la sala a las cinco de la tarde en septiembre.  A pesar de los problemas de salud que nos frenan y el no saber del futuro y a pesar de las tragedias que están pasando en tantas partes del mundo, yo me encuentro fijando en algo más. Los colores de los bosques ahora en octubre. La melodía de la lluvia en el patio.  El reflejo de una lámpara encendida en el cristal de la ventana a la medianoche.  El recuerdo de un poema u otro que mi mamá me leía antes y que me seguirá leyendo de alguna forma pase lo que pase. Las ideas que se me ocurren y que me dejan tan pronto que llegan — ideas que, de paso, iluminan tardes que, sin ilusiones así, serían aburridas y grises.  Yo no sé si hay una fuerza mayor que yo que me pone estas gafas de color rosa en la mano o si yo misma las agarro a fuerzas por necesidad, por el instinto de superar lo que sea.  Lo único que sé es que vivo notando los detalles de la vida y, sin duda, los aprecio.

Leave a Reply

source url

cialis generico spedizione dall'europa